El mejor verano de nuestras vidas

Por lo menos climatológicamente hablando.

Este verano he tenido la oportunidad de disfrutar el periodo vacacional estival como si de un turista más se tratara en la ‘paraíso terrenal’ donde mis ojos vieron la primera luz.

La climatología fue tan excepcional que, como si de otras latitudes marcadamente soleadas se tratara, un día sí y otro también cualquier iniciativa típica veraniega podía tener lugar.

Así revisité lugares ya conocidos frecuentados en otras y variadas oportunidades en circunstancias diferentes y algún sitio cercano a estos que era nuevo para mis retinas.

En el vídeo que acompaña estas líneas se ofrecen algunos ejemplos de esas impresiones veraniegas pivotando en la ciudad olívica: dorados atardeceres (los hubo también rojos), ventanas iluminadas, improntas religiosas típicamente gallegas, playas de aguas color esmeralda, verdes intensos que alejaban los sofocos veraniegos, Bomarzos gallegos, diálogos entre personajes de la naturaleza y siempre As Cíes omnipresentes a la entrada de la ría viguesa vistas desde uno y mil lugares.

Como decía al principio parafraseando un comentario de un ilustre amigo al visualizar alguna de estas imágenes ‘un paradiso terrestre’.

, , , , , , , ,

2 Comments

  • Ingrid dice:

    Jesús,es hermoso.Se desprende el gran amor que sientes por tu tierra,y una sensibilidad humana descomunal.Siento no poder tener más contacto contigo,talvez aprenderia de ti como sobrevivir estos tiempos de caos,que nos toca vivir.Que conserves para siempre toda esa poesia que llevas dentro.
    Besos ,Ingrid

    • JCoello dice:

      Ingrid:
      Qué hermoso leer tus palabras en esta mañana de un viernes cualquiera.
      Nunca es ‘cualquiera’ y menos hoy después de esta inesperada lectura.
      Gracias, muchas gracias.
      Besos, también.